Información Vital: Vitamina B12

Las propiedades beneficiosas de la vitamina B12 se deben a que contiene grupos metilos que permiten la eliminación de toxinas del cuerpo, además de nutrir al cerebro de varias maneras. Se sabe que la vitamina B12 puede ayudar a disminuir la pérdida de memoria, aminorar la enfermedad de Alzheimer, aumentar la energía y la concentración y a su vez ayudar a reforzar el sistema inmunológico. También se ha visto que ayuda en enfermedades del corazón, diabetes, problemas de sueño, depresión y otros desórdenes mentales. Por lo tanto ayuda al funcionamiento y el desarrollo del cerebro, los nervios, las células rojas y otras partes del cuerpo. 

Por un periodo de dos años, la Universidad de Oxford demostró en 270 pacientes mayores de 70, que el uso de la vitamina B12 puede reducir la atrofia cerebral. También, se ha demostrado que un 30 a 45% de la población puede ser deficiente en la vitamina. Esto es debido a la mala absorción producida por niveles bajos de ácido del estómago que comúnmente ocurre a medida que pasan los años. Por lo tanto, se recomienda que la mayoría de la gente mayor de 50 años de edad, o cualquier persona con una enfermedad relacionada al sistema nervioso central u otros nervios del cuerpo, mantenga una suplementación de vitamina B12.  

La mayoría de los médicos hemos reconocido lo común de esta deficiencia especialmente en pacientes de autismo, neuropatía, demencia, dificultad al dormir, psicosis, depresión, ansiedad y otras enfermedades neurológicas. En nuestra práctica la vitamina B 12 es una parte muy importante de nuestro protocolo neurológico regenerador. En adición a la vitamina B 12 usamos el glutatión. El glutatión es un aminoácido que se encuentra en todas las células del cuerpo. Su función es almacenar el efecto antioxidante de todos los antioxidantes que se obtienen en la dieta. El glutatión tiene la peculiaridad que puede entrar a las células, atrapar metales pesados (como mercurio y aluminio y otras toxinas), los remueve de la célula, las lleva en la sangre hacia el hígado donde pueden ser desechadas al intestino y fuera del cuerpo. Este proceso ayuda no sólo a desintoxicar el posible causante de las enfermedades neurológicas, pero también a regenerar las células afectadas por estas toxinas. 

Nuestro tercer y último componente para la regeneración de las células es la fosfatidilcolina. Este fosfolípido, que incorpora la colina, se deriva de omega 3 y omega 6 junto con un grupo de fosfatos. Son un componente importante de las membranas biológicas. La membrana celular, es el primer lugar afectado por las toxinas ambientales y por lo tanto es el primer sitio que debemos atender para que se regenere. 

Aunque estos tres componentes se pueden dar por boca, no se compara al beneficio y a la rapidez de los resultados que se observa cuando se administra por vena y bajo la supervisión de un médico. El resultado final del uso de estas tres sustancias es la regeneración del sistema nervioso central y otras células del cuerpo. Esta terapia se recomienda y se ha visto que es altamente efectiva en el manejo y posible mejoramiento de Alzheimer, autismo, pérdida de memoria, depresión, ansiedad, esquizofrenia, neuropatía, y otras enfermedades y desórdenes mentales.  

Se recomienda el uso de las tres semanalmente junto con otras modalidades que puede aumentar la absorción de estas en el cerebro tales como micro corriente y puso electromagnético. La micro-corriente y el pulso electromagnético desintoxican las células y producen células madres que pueden regenerar el tejido. La combinación de estas modalidades aumenta la probabilidad de mejorar o completamente revertir cualquiera de las condiciones arriba mencionadas.